La Fundación Mundo Mejor es una organización privada, sin ánimo de lucro, creada en Medellín el 2 de agosto de 1996, con el fin de desarrollar actividades y proyectos que favorezcan el crecimiento integral de las personas y el mejoramiento de su entorno.

Los primeros pasos del trabajo de la Fundación se dieron en 1994 cuando un grupo de hombres, con un alto sentido social, decidieron reunirse para pensar cómo podían ayudar a las personas de su entorno laboral, caracterizado por la pobreza extrema y el abandono. Iniciaron su labor con la construcción de habitaciones sencillas para albergar a un grupo de desplazados del centro de la ciudad de Medellín, ofreciéndoles asistencia médica, ayuda alimentaria y compañía humanitaria. Viendo la terrible situación en la que se encontraban los niños y niñas de estas familias, decidieron crear un espacio donde pudieran tener oportunidades en sus vidas. Con el tiempo, se dieron cuenta de la incapacidad que tenían sus padres para conseguir trabajo, debido a la poca preparación que tenían y a la falta de oportunidades, terminando, muchos de ellos, en el trabajo informal o en el subempleo. Es así, como este grupo de hombres decidió generar espacios de capacitación y formación para el empleo, con el fin de que los adultos a quienes ayudaban pudieran aumentar sus oportunidades laborales y, así, tener la posibilidad de continuar con sus vidas en la ciudad. Así fue como nacieron los diferentes programas sociales de la Fundación Mundo Mejor.

La Fundación Mundo Mejor está orientada hacia la construcción de un mundo unido, promoviendo la solidaridad a todo nivel, sin ningún tipo de distinción y en el más profundo respeto a cada ser humano. Además, favorece el desarrollo y crecimiento del hombre en vista de una sociedad más justa, fermento de la familia humana.

La Fundación Mundo Mejor desarrollará todo tipo de proyectos destinados a la asistencia y formación, tanto de los individuos como de los grupos sociales y buscará la construcción de relaciones de comunión entre las personas y las comunidades a otros niveles; para ello, se crearán redes de servicios y apoyo para cubrir las necesidades de los menos favorecidos.

Contribuir al desarrollo y crecimiento integral de la población más vulnerable de la ciudad de Medellín y sus municipios aledaños, mediante el diseño e implementación de proyectos sociales que busquen responder a las problemáticas a las cuales se enfrentan estos grupos poblacionales y, así, mejorar su calidad de vida, en vista de la construcción de una sociedad más justa y con un alto sentido solidario.

El modelo de atención integral a la primera infancia de la Fundación Mundo Mejor está direccionado por los principios de la Política Pública, que se fundamentan en la necesidad de combinar estrategias de supervivencia, con aquellas que privilegien el desarrollo en la primera infancia, implicando pensar en estrategias que favorezcan el desarrollo de la educación inicial, como un aspecto fundamental del desarrollo humano desde los primeros años de vida de los niños y niñas de la ciudad; con el fin de posibilitar la promoción de prácticas que garanticen el desarrollo biológico, psicológico, cultural y social desde los primeros años, combinadas con programas de salud, nutrición, alimentación y cuidado. Esto se evidencia en los siguientes principios:

  • Equidad: La atención a los niños y niñas debe generar las mismas oportunidades para cada uno de ellos, pese a sus diferentes características.
  • Diversidad e Inclusión Social: Este principio hace referencia a un acceso igualitario y una atención que sea acorde a las características de los niños y niñas, es decir, que tome en cuenta la diversidad étnica, cultural, socioeconómica y la perspectiva de género, así como los varios tipos de discapacidad.
  • Corresponsabilidad e Integralidad: La corresponsabilidad es entendida como la concurrencia de las acciones de la familia, el Estado y la sociedad, hacia la garantía de los derechos de los niños y niñas. En este contexto, la integralidad se refiere a la necesidad de combinar y coordinar las acciones de estos actores.
  • Participación: Promover el reconocimiento de los niños y niñas como sujetos sociales que tengan un rol activo en sus entornos.